síndrome de piernas inquietas

Este trastorno de piernas inquietas es considerado una enfermedad común, pero que pocos médicos la reconocen como tal, seda en mujeres, adultos y niños.

Por lo que tiene existencia desde cierto tiempo atrás, conociéndose su primera descripción medica en el año 1861 por el alemán Theodor Wittmaack.

Quien en su lista de enfermedades la describe como inquietud de miembros inferiores y fue en 1945 Karl Ekbom donde muestra sus síntomas y describe ciertos casos y  añadió la palabra síndrome haciendo referencia a la enfermedad.

12 Pasos para Disminuir el Síndrome de Piernas Inquietas

El síndrome de piernas inquietas  no  tiene cura. Sin embargo, el tratamiento puede aliviar los síntomas.

Ciertos cambios de estilo de vida pueden ayudarle a hacerle frente a la afección y aliviar los síntomas.

Aquí hay 10 pasos que usted puede hacer para disminuir los síntomas del sindrome de piernas inquietasy lograr que dormir mejor:

  1. Mantenga un horario regular de sueño, duerma  lo suficiente. Asegúrese de que su cama y dormitorio sean cómodos y duerma y despiértese a la misma hora todos los días.
  2. Revise todos los medicamentos que toma (recetados y no recetados) con su médico.
  3. Remoje sus piernas en agua tibia o pruebe el uso de compresas calientes o frías en las piernas.
  4. Haga ejercicios de relajación todos los días. Pruebe con yoga, meditación u otras maneras de aliviar la tensión
  5. Estire las piernas al principio y al final de cada día.
  6. Masajee sus piernas regularmente, ayude a relajar los músculos con masajes, estiramientos suaves.
  7. Evite el alcohol, la cafeína, y el tabaco, durante al menos varias horas antes de acostarse, estos pueden empeorar los síntomas.
  8. Evite comer una comida pesada cerca de la hora de acostarse.
  9. Evite las siestas diurnas.
  10. Use su cama sólo para dormir o para tener relaciones sexuales.
  11. Trate de no usar la hora de acostarse como tiempo de preocupación.
  12. Hágase un análisis de sangre para determinar los niveles de hierro y la función renal.

Su proveedor de atención puede prescribirle medicamentos para tratar el Sistema de piernas inquietas.

Algunas medicinas ayudan a controlar los síntomas:

  • Ropinirol (Requip)
  • Pramipexol (Mirapex)
  • Dosis bajas de narcóticos

Otras medicinas pueden ayudarle a dormir bien:

  • Sinemet (combinación arbidopa-levodopa), un medicamento antiparkinsoniano
  • Clonazepam u otros tranquilizantes
  • Gabapentina y pregabalina

Las medicinas para ayudarle a dormir le pueden causar somnolencia diurna.

El tratamiento de enfermedades  como la deficiencia de hierro pueden  aliviar en gran medida  los síntomas.

Síndrome de las Piernas Inquietas Tratamiento Homeopático

Síndrome de las piernas inquietas tratamiento homeopático

Eeste síndrome de piernas inquietas, de ser tratado de forma efectiva con remedios  homeopáticos, puede resultar muy efectivo para desaparecer esas molestias  sensaciones desagradables en las piernas perturban el buen dormir.

Entre los remedios homeopáticos, es mejor elegir el que más coincida con los síntomas que experimente.

Causticum

Este remedio resulta ser el más apropiado para aquellos que experimenten  un historial con dolor muscular.

En cierta forma estos pacientes son sensibles, se estresan con facilidad y se quejan de sentir dolor, ardor, calambres en las piernas.

Acónito

Este remedio está indicado para  relajarse, cuando hay ansiedad, hormigueo y dolores en las piernas.

Ignatia amara

Resulta muy recomendado cuando hay síntomas que se asocian al dolor.

También  puede ser beneficioso cuando hay Hipersensibilidad,  inesperados ataques  de risa, llanto, bostezos se agita por espasmos del sueño.

Azufre

Es muy beneficioso el azufre para el dolor y calor en las piernas, que genera inquietud.

También está indicado para cuando se habla dormido, para contracciones de los músculos, falta de memoria, irritabilidad y debilidad general.

Zincum

Este remedio  especialmente está indicado para casos extremos con necesidad constante de moverse, pensar, hablar y cuando hay evidencia de depresión.

Te recomiendo leer:

Síndrome de Piernas Inquietas Tratamiento Natural

Los médicos no saben que ocasiona al síndrome de piernas inquietas, pero creen que podría estar relacionado con un problema en el cerebro o la médula espinal

El síndrome de piernas inquietas  provoca dolor, calambres, desosiego en las piernas, punzadas entre otros.

La naturaleza es sabia y entre sus secretos están los tratamientos a base de hierbas naturales  que pueden aliviar los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

Tenga en cuenta que las hierbas que se utilizan en remedios naturales   no son tóxicas,  probable una sobredosis no produce un beneficio adicional sino que puede ocasionar efectos secundarios graves negativos para la salud.

Entre las hierbas más recomendadas para disminuir los síntomas del síndrome de piernas inquietas con  remedios caseros naturales están  las siguientes:

La amapola de California esta hierba se utiliza en  remedios para inducir al sueño, espasmos musculares y dolor y como sedante del sistema nervioso central tome 60 a 120 miligramos al día.

Té de la flor de la pasión, ayuda relaja a relajar los músculos, provoca somnolencia, tomar una taza de dos a tres horas antes de irse a dormir.

El té rooibos su efecto calmante actúa sobre el sistema nervioso y el dolor general. Tómelo como se indica en la etiqueta.

La valeriana  es muy efectiva para conciliar el sueño, tiene efecto relajante y sedativo, tomar 50 a 100 miligramos al día una hora antes de acostarse.

Es bueno alternar estos tratamientos con suplementos de calcio, magnesio, que ayuda a calmar los nervios, tomar antes de acostarse como indica la etiqueta.

Algunos  suplementos de hierro pueden aliviar la condición del trastorno de piernas inquieta y lo más importante cero estrés.

Otro suplemento muy esencial para el síndrome de piernas inquietas es el magnesio, que es de mucha ayuda para aliviar este padecimiento.

¿Qué es el Síndrome de Piernas Inquietas?

El Síndrome de Piernas Inquietas es un trastorno de origen neurológico que causa la necesidad de tener las piernas en constante movimiento, al producir unas sensaciones molestas en las pernas  cuando se está en reposo, ya sea acostado o sentado.

Estas molestias  se caracterizan por hormigueo, punzadas y dolores  que ocasionan la necesidad de tener en constante movimiento las piernas  hasta generar una sensación de levantarse, caminar y moverse.

Con el movimiento se disipan las sensaciones  molestas y desagradables, porque se   alivian o desaparecen.

Síndrome de las piernas inquietas causas

causas del sindrome de piernas inquietasLa causa exacta que ocasiona este trastorno a un se desconoce, si bien existen ciertos  factores que parecen ser los causantes en que una persona sufra este trastorno de piernas inquietas, tales como la genética, la edad y el sexo.

Por lo tanto se considera  que hacer ciertos cambios en el estilo de vida de las personas sea pueden prevenir o mitigar los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

El trastorno aparece a cualquier edad pero por lo general se hace más frecuente a partir de los 35 años en adelante con cierta severidad

El Síndrome de piernas inquietas afecta la calidad de sueño, impidiendo el dormir bien ocasionando somnolencia durante el día también trae consigo  cuadros de ansiedad y depresión que intervienen de manera importante sobre la calidad de vida de las personas afectadas.

Síndrome de Piernas inquietas Síntomas de la Enfermedad

Hay diferentes de clases síntomas pero los términos que más usan los pacientes para describir las sensaciones que le ocasiona el síndrome de piernas inquietas son los siguientes: hormigueo, desasosiego, pinchazos, dolor, calambres, nerviosismo, piernas locas, quemazón, sensaciones raras de explicar.

Se relacionan ciertas  características  con estos síntomas como:

Genera ciertas sensaciones molestas y una enorme necesidad de mover las piernas o los brazos para apaciguar un poco el desespero pora no sentir molestias.

Los síntomas se intensifican en el periodo de inactividad como el permanecer sentad, acostado en la cama o  durante viajes largos, ya sea en coches o avión.

Es muy inquietante para estas personas que sufren el trastorno de piernas inquietas de ahí el nombre  que tiene este trastorno, solo se alivian las molestias con el movimiento, cuando la persona camina, se mueve o frota las piernas,

Los síntomas se intensifican en la tarde o por las noches, esta incomodidad en las piernas no permite que la persona pueda iniciar el sueño o mantenerlo, en el día las molestias es menos notoria.

Diagnóstico del síndrome de Piernas Inquietas

diagnostico del síndrome de piernas inquietasEl diagnóstico del síndrome de las piernas inquietas es  netamente clínico en el cual el medico se basa en presencia de ciertos criterios esenciales para  diagnosticarlo como:

  • Cierta sensación de molestia en las piernas y la necesidad irresistible de tenerlas en movimiento constante.
  • Inicio de los síntomas con el reposo y empeorar al permanecer sentado o acostado.
  • Sentir cierto alivio de los síntomas al mover las piernas.
  • Aparición de los síntomas durante la tarde o la noche.
  • También se tiene en cuenta para el diagnóstico si hay familiares que padecen el mismo trastorno.
  • Se tiene en cuenta también la respuesta de algunos fármacos.
  • Una pequeña minoría se ve afectada por otras situaciones médicas que ayudan en la aparición del síndrome de piernas inquietas como es la insuficiencia renal, anemia y el embarazo.

El medico puede diagnosticar el  síndrome de piernas inquietas en tan solo una consulta médica realizando la historia clínica del paciente, se acompañan algunas veces de ciertas pruebas que ayudan a determinar el diagnostico.

Síndrome de Piernas Inquietas Causa

causas del síndrome de piernas inquietasSegún ciertos hallazgos investigativos  algunos casos  puede deberse a una lesión en los nervios periféricos que si sufren un trastorno o lesión afectan el funcionamiento de la sustancia dopamina que es un neurotransmisor cerebral que hace presencia en el sistema nervioso  y al verse afectada, afecta también la coordinación y la regulación del movimiento, que al alterarse da origen y se sufre de trastornos de piernas inquietas.

La disminución de hierro, debido al aumento de ácido úrico en la sangre

Por lo general en la mayor parte de los pacientes no se evidencia una causa del padecimiento del síndrome de piernas inquietas, por lo que se define como idiopático.

En estos últimos se incluyen  los pacientes tiene antecedentes familiares.

También te puede Interesar: